Blog

Vivimos en una era paradójica: la sobrepoblación en las ciudades ha exacerbado la demanda por recursos, pero son los mismos ciudadanos los que demandan a sus agencias de gobierno y negocios alinearse a políticas ecoeficientes. Es en este contexto que el Geodiseño se ha convertido en una ciencia clave para los actores de gobierno.

Fundado sobre la base de los Sistemas de Información Geográficos (GIS), el Geodiseño provee a los planificadores, la capacidad de simular escenarios y comportamientos que les permitan estimar los potenciales riesgos que existen detrás de sus decisiones.

Más aun, el Geodiseño provee de un marco de trabajo colaborativo, el cual integra a los diferentes actores ciudadanos relacionados con las decisiones de planificación.

Como menciona  Jack Dangermond en la conferencia global sobre Geodiseño este año: “El Geodiseño nos permite entender los cambios que se están dando en nuestras ciudades, colaborar con los actores y simular soluciones en un ambiente de 3 dimensiones, tal como lo es en la realidad.”

El Geodiseño provee un marco elástico para los planificadores, integrando diseños de proyectos puntuales, proyectos urbanísticos, los cuales normalmente se gestionan mediante la metodología BIM, hasta grandes proyectos de transformación ciudadana o implementación de políticas específicas.

Como menciona Theo Angelopoulos, director de negocios en infraestructura en Autodesk: “Queremos colaborar con Esri para poder integrar nuestros modelos dentro de un modelo mayor, un plan maestro que permita a los planificadores optimizar sus decisiones.”

Imagínese tener el poder de integrar todos sus modelos de infraestructura, explorarlos en primera persona y evaluar el impacto que estos pueden tener mediante tecnología de realidad virtual: todo esto es ahora posible mediante los flujos de Geodiseño y la tecnología ArcGIS de Esri.

Pero es cuando pensamos en el contexto y el impacto regional de estos modelos urbanísticos, cuando el geodiseño se convierte en un proceso determinante para nuestras ciudades.

A través de la Plataforma ArcGIS y de su aplicación GeoPlanner for ArcGIS, los planificadores pueden entender el contexto de sus modelos y definir cuáles son las áreas más adecuadas para sus propuestas.

Tal y como muestra la siguiente imagen, en tonalidades verdes tenemos a aquellas zonas que cumplen con ciertos requisitos de proximidad a escuelas, centros médicos y paraderos de bus.

Una vez definidas las áreas adecuadas para nuestro proyecto, podemos comenzar a evaluar propuestas y analizar el impacto de las mismas en su entorno.

Incluso, a través de GeoPlanner, es posible visualizar múltiples propuestas y comparar el impacto que éstas tendrán al relacionarlas con el contexto de nuestras ciudades.

Por ejemplo, ¿cuál sería el impacto en la oferta de empleo si se decide crear un conjunto de oficinas al sur de la ciudad? O ¿cuál sería el impacto si la alternativa es crear un conjunto habitacional?

Luego de elegir la opción más adecuada, los planificadores pueden monitorear de manera detallada el potencial alcance de sus proyectos a través de tableros de control dinámicos como el que se muestra a continuación.

Finalmente, luego de un proceso completamente integrado, el planificador puede presentar la mejor propuesta de desarrollo para la ciudad.

Sea parte de esta comunidad de ciudades, planificadores, profesionales y ciudadanos que cada día están haciendo del Geodiseño su mejor aliado para obtener resultados sorprendentes.

Si quiere saber cómo puede integrar ahora mismo ArcGIS y el Geodiseño a su organización,  contáctenos y un asesor GIS atenderá su solicitud a la brevedad posible.

César Garrido-Lecca

Consultor GIS